Espectáculos - lunes 20 de marzo de 2017 - 08:54                1137
Espectáculos - 20.03.2017 - 08:54                1137
Sucedió durante una entrevista a Luciano Castro y generó preocupación en todo el staff del programa
El accidente ocurrido en «Intrusos»
En «Intrusos» (América) se vivieron momentos de gran tensión cuando se produjo un accidente en vivo. Sucedió mientras entrevistaban a Luciano Castro en un móvil.
El accidente ocurrido en «Intrusos»
Al mismo tiempo que salía al aire el reportaje al actor, en el piso se oyó un golpe y gritos de dolor de una mujer. El periodista Damián Rojo, que estaba haciéndole una pregunta a Castro, interrumpió el reportaje y explicó: «Se cayó una luz».
«Tranquilos, tranquilos», se oyó, enseguida la voz de la panelista Débora D’Amato.
Ella fue la víctima del accidente: sobre su cabeza cayó la carcasa de un farol que se soltó del techo del estudio.

Consultada por el portal Ciudad.com, D’Amato declaró: «Estábamos al aire y se cayó la carcasa de un farol. Yo no escuché que se haya desprendido nada del techo, entonces me sorprendió porque no tuve tiempo de protegerme ni de taparme con el brazo».

«Llegué a ver que Tamara, nuestra asistente de piso, se agarró la cabeza -siguió diciendo Débora-. Cuadro siguiente, siento como si alguien me pegara un palazo en la cabeza. Después, de rebote, me vino a la cara y como tenía el ojo abierto, no lo podía abrir. Me asusté más por el ojo que por el golpe».

Para más detalles, D’Amato precisó a Ciudad.com: «Empiezo a sentir como que me salía sangre. Pero no. Del golpe se me aflojó todo y me empezó a salir agua de la nariz. Yo pensaba en mi mamá que tiene 83 años y si llegaba a levantar la cabeza, con sangre y ve que tengo un golpe en la cabeza, se muere. ¡Qué puntería! Podía haber caído al lado, encima ése no era mi lugar, era el de Tartu (Augusto Tartúfoli), pero como no fue Marcela (Tauro), nos corrimos. Era el destino que me pasara».

Luego, contó que la atendió una médica del canal y manifestó: «Me dijo que estaba bien, pero pidió una ambulancia, supongo que por un protocolo del canal. Para mí, era demasiado, pero acepté que llamaran y el médico me dijo que tenía una tremenda contractura, que se me había puesto todo tenso el cuello por el golpe y que tenía como un globo que se me armó en el cuello».

«Me quedé con hielo en la cabeza, después pude abrir el ojo y terminé el programa, porque de verdad estaba en condiciones, no es que me hice la buena alumna -relató-. El médico me inyectó un desinflamante y volví al piso».

Además, Débora D’Amato le contó a Ciudad.com que se realizaría algunos estudios complementarios: «Traté de no dormirme porque estaba medio boleada y dicen que después de un golpe fuerte no tenés que dormirte, pero en un rato me vinieron a buscar para hacer algunos estudios de rutina y quedarnos tranquilos».
 


COMENTA LA NOTA