Espectáculos

18 de Marzo de 2017
- Nota vista 716 veces

Instan a asistentes del recital del Indio a reclamar indemnizaciones

Lo hizo una entidad de consumidores que evalúa presentar una demanda colectiva. Afirman que la gente puede reclamar que le devuelvan el dinero de las entradas y compensaciones por daños.
 Pagaron una entrada para disfrutar del recital del Indio Solari en Olavarría, pero lo padecieron. En muchas zonas del predio el show no se pudo ver ni escuchar bien, pero no fue sólo eso: como entró mucha más gente de la permitida, quedaron hacinados, fueron aplastados y corrieron graves peligros. ¿Sólo los heridos o los familiares de los muertos pueden hacerle algún reclamo a los organizadores? Según especialistas, no. Afirman que todo aquel que la haya pasado mal puede pedir una indemnización y acaban de lanzar una convocatoria de damnificados para presentar un reclamo colectivo ante la Justicia.

La iniciativa fue de Usuarios y Consumidores Unidos, una entidad sin fines de lucro con sede en San Nicolás de los Arroyos. En las últimas horas, la asociación publicó en su página de Facebook (www.facebook.com/usuariosyconsumidoresunidos) una encuesta online que invita a los asistentes del recital a contar "cómo la pasaron" y a dejar sus datos para empezar a crear un registro de "los afectados por daños y perjuicios" durante esa noche.

"Una vez recolectados los datos, y si hay cientos de damnificados dispuestos a reclamar, es posible que iniciemos una acción colectiva contra los organizadores del show y contra el municipio", dijo a Clarín Adrián Bengolea, presidente de UCU y al frente de la iniciativa, que se presenta con la consigna "seguridad y trato digno a los consumidores, siempre".

La campaña no tardó en generar críticas de fanáticos, pero los testimonios comenzaron a llegar. "Unos dicen que la pasaron excelente -contó Bengolea-, pero otros tuvieron una pésima experiencia y quieren reclamar que les devuelvan el dinero de la entrada y que los compensen por todo lo que debieron gastar y el daño moral."

"Fue una gran desilusión. No pudimos ingresar al predio de lo lleno que estaba y tuve que escuchar desde afuera. No había ni un control para cortar la entrada que tanto me costó pagar, y no había baños", se quejó una asistente llegada desde Tigre. Otra, vecina de Olavarría, contó: "No veía ni el escenario ni la pantalla, y el sonido era malo, pero lo peor y más desesperante fue la salida: se formó un embudo y la gente empezó a empujarse". "No hubo un mínimo cacheo, nada. Podría haber entrado con un arma, una bomba, un cuchillo o lo que fuera, que nadie me iba a revisar", protestó otro, que viajó desde Capital.

Expertos consultados por Clarín coinciden en que los asistentes pueden reclamar compensaciones por haberse violado varios artículos de la ley nacional 24.240. En especial el 5 y el 6, que obligan a los organizadores a garantizar condiciones mínimas de seguridad. El 8 bis, que exige darle a la gente "atención y trato digno". Y el 37, que invalida por "abusivas" cláusulas como las que había en las entradas, donde se responsabilizaba a los asistentes por las lesiones que pudieran sufrir.