Policiales

11 de Enero de 2017
- Nota vista 754 veces

Saldrá en un vuelo de Aerolíneas y en el exterior lo recibirán familiares

Brian fue asesinado en el barrio porteño de Flores el pasado 24 de diciembre.
La Justicia liberó y autorizó a viajar a Perú al adolescente de 15 años acusado de haber asesinado a Brian Aguinaco, el chico de 14 años que iba con su abuelo por el barrio de Flores y presenció un asalto por parte de «motochorros».

Según trascendió de fuentes allegadas al caso, el menor -inimputable por su edad- salió este martes del Instituto San Martín, donde había sido alojado desde su arresto y fue trasladado en un auto particular, escoltado por una camioneta especial, al aeropuerto internacional de Ezeiza, donde tomó un vuelo a Lima. El acusado fue autorizado a volar con un abogado y su padre a Perú, de donde es oriunda su familia, aunque su madre reside en la Argentina y su papá estuvo en el país y luego se mudó a Chile.
La decisión de la liberación del adolescente investigado fue tomada por el juez de Menores Enrique Gustavo Velázquez, ya que la ley establece que un menor no puede superar los 10 días detenido.
La noticia se conoció poco antes de una marcha que se organizaba en el barrio Flores para reclamar por la inseguridad y evitar que el joven pudiera quedar libre.

«Es tanta la falta de respeto hacia la víctimas que horas antes de la marcha de pedido de justicia por Brian lo dejan libre a su asesino!», escribió en Twitter Matías Bagnatto, vecino de Flores, sobreviviente de una masacre en ese barrio donde mataron a su familia e impulsor de un reclamo para que la justicia considere el derecho de las víctimas.
Los papás del nene asesinado habían dado una serie de entrevistas el fin de semana en las cuales reclamaron que el chico no quedara libre: «Fuimos a tribunales y el juez no nos pudo atender. Estamos detrás de esto. Le digo al juez que él es el único responsable si el menor sale», había dicho la mamá de Brian Aguinaco.
Brian Aguinaco, de 14 años, murió luego de recibir un disparo en la cabeza en la esquina del pasaje Robertson y Asamblea cuando viajaba en un auto Volkswagen Polo junto a su abuelo y se cruzaron con dos «motochorros» cuando robaban a una mujer y a su hija que iban por la calle. Su muerte desató una ola de reclamos de los vecinos de Flores, que protagonizaron una pueblada frente a la comisaría. Horas después, el adolescente de 15 años, también de nombre Brian, sospechado de haber cometido el crimen, fue detenido en Santiago de Chile.
El menor vivía en la Villa 1-11-14, pero gracias a Facebook se descubrió que su madre lo mandó a Chile tras el homicidio y lo ayudó a ocultarse de la policía, enviándolo con su padre.

En la causa está preso Luis Armando Gómez, alias «Yun», de 26 años, acusado de participar del homicidio. «Yun» había sido condenado en 2012 por el Tribunal Oral Criminal 30 a cuatro años de cárcel por el delito de tentativa de robo, lesiones y resistencia a la autoridad, una pena de la cual cumplió dos años de acuerdo a registros oficiales; y en junio de 2015 volvió a caer preso por un nuevo ataque «motochorro» y por trenzarse a golpes con el policía que lo detuvo.

Muy triste

Eliana Passada, la madre de Brian Aguinaco, dijo a través de la red social Facebook, que está «muy triste» por la liberación del sospechoso de 15 años del crimen de su hijo y pidió a «todos» que la «acompañen» a una nueva marcha en reclamo de Justicia en el barrio porteño de Flores.
«Es muy triste la realidad que estoy viviendo y cada vez escucho más casos con menores, el juez ya hizo lo que podía y ahora qué hará el Estado. Dejarlo libre, con la tutela de una tía, que vaya a saber si no es peor que los padres (sic)», publicó Eliana en Facebook, la mamá de Brian.