Policiales - miércoles 11 de enero de 2017 - 11:31                416
Policiales - 11.01.2017 - 11:31                416
Horror en Córdoba: Tuvo de rehén a su mujer y su hija por casi un año
Un hombre privó de su libertad por casi un año a su mujer y su hija. Fue detenido por la Policía con armas de fuego bajo su posesión.
Horror en Córdoba: Tuvo de rehén a su mujer y su hija por casi un año
Cuando los oficiales llegaron a la casa ubicada en Luis Azpeitía al 1600, el hombre que vivía allí abrió la puerta y comenzó a responder preguntas, hasta que el grito de una mujer alertó a los efectivos. Fue el domingo alrededor de las 20:00, en barrio Caseros, en la ciudad de Córdoba. Antes, dos vecinos habían llamado a la Policía alertados por los ruidos que llegaban desde la misma vivienda.

En el momento en que los oficiales escucharon la voz femenina pidiendo auxilio, solicitaron permiso para pasar y subieron a la planta alta. Allí encontraron a una mujer de 48 años, semidesnuda y con moretones en el cuerpo, junto a su hija de 8 años.
Según el diario La Voz del Interior, ella les dijo a los policías que hacía casi un año que su pareja no las dejaba salir de la casa. Contó que el hombre -identificado como Oscar Ávalos- la golpeaba y que la tenía amenazada de muerte. La menor fue quien informó que el hombre tenía armas y señaló dónde estaban. Los uniformados hallaron cinco armas de fuego: dos revólveres calibre 38 y 32 largo y tres pistolas calibre 22. Un arsenal para el que no tenía documentación.
La mujer tenía marcas visibles en el cuerpo. Contó que desde marzo del año pasado no podía salir; tampoco su hija. Ambas estaban en estado de abandono y a los investigadores les llamó la atención la cantidad de basura que había en el lugar.

Una de las preguntas que aún no tiene respuesta es cómo la ausencia de ambas pasó inadvertida tanto tiempo. Se sabe que la mujer se encontraba con carpeta médica en su trabajo, pero se desconoce por qué la ausencia de la niña no motivó la reacción de la escuela a la que debía concurrir.
El agresor y la mujer habrían estado conviviendo desde hacía dos años. Y trascendió que ella había hecho denuncias por violencia de género.
En efecto, lo había denunciado en marzo de 2016 y entonces el hombre había sido imputado de lesiones leves calificadas.
La fecha coincide con la del secuestro.

Ávalos quedó detenido, acusado de privación ilegítima de la libertad y lesiones leves calificadas.

Familia

El lunes a las 16:00, llegaron al domicilio el tío, la madre y la hermana de la víctima. Allí comenzaron a golpear las puertas, las ventanas y el portón de la vivienda, gritando su nombre.
Acababan de enterarse a través de los medios de la situación de la mujer y la niña.
«No las veíamos hacía más de un año», agregó Celeste, la hermana de la mujer. 


COMENTA LA NOTA