Política

«EL AÑO PASADO SE REGULARIZO LA SITUACION DE 500 VIVIENDAS FAMILIARES» - 11 de Enero de 2017
- Nota vista 2133 veces

Cresto: «En el 2017 reforzaremos la política habitacional del municipio»

Durante la campaña electoral de 2015, Enrique Cresto señalaba que la vivienda iba a ser uno de los ejes de su gestión.
En los primeros meses de 2016 puso en marcha la reconversión de la antigua Dirección Municipal de Vivienda en el Instituto de Viviendas y Tierras Autárquico Municipal (InVyTAM) y comenzó el programa municipal de regularización dominial «Mi Casa». A un año y un mes de haber asumido como intendente, Cresto sigue sosteniendo que «la vivienda propia es una de las principales demandas de los concordienses, sobre todo de muchas parejas jóvenes, pero también de personas de todas las edades». Y aclaró que «es muy difícil para un municipio encarar sólo una política habitacional, pero sí es posible ejecutar programas que generen las condiciones para ir brindando soluciones y trabajar en forma articulada con Provincia y Nación para acercar soluciones a esta demanda».

El presidente municipal explicó que «el Programa Mi Casa, es un programa que viene a traer un derecho fundamental, el Estado facilita todos los mecanismos para que los vecinos puedan regularizar la tenencia de sus terrenos y de sus casas, adquirieron la escritura y los títulos de propiedad, a un costo muy bajo, que pagan de acuerdo a sus posibilidades económicas. Cuando el vecino paga, el municipio adquiere dinero para poder conseguir más terrenos y así hay más posibilidades para más concordienses», dijo y agregó: «Es un circulo virtuoso, con el compromiso y la solidaridad del vecino que asumió pagar su cuota».

«En el 2016 regularizamos la situación de más de 500 viviendas familiares que estaban en una condición irregular o incompleta, desde hace muchos años, en algunos casos varias décadas», señaló Cresto y observa el número. «Es una cantidad muy importante. Si tenemos en cuenta que el Programa comenzó en abril, es a razón de 2 viviendas por día durante nuestro primer año de gestión», ejemplificó. «Un trabajo muy intenso de todo el equipo del municipio», agregó.

El intendente Cresto sostuvo que «la política habitacional que encaramos desde el municipio se puede llevar adelante por el compromiso de los propios trabajadores municipales que pusieron su experiencia y conocimiento para ejecutar estos programas, pero también el apoyo del sector privado, como el Colegio de Agrimensores con quienes firmamos un convenio en su momento y también el apoyo de todos los concejales de todos los bloques, que cuando fuimos presentando los distintos proyectos, los debatieron y apoyaron por unanimidad».

«Este programa viene a regularizar una situación de derecho, restituye un derecho social, a la vez que permite generar los recursos para que continúe implementándose siempre bajo un lineamiento central, brindar la posibilidad a quienes quieren tener su terreno para su vivienda, sin tolerar las usurpaciones ilegales», resumió Cresto.