APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 4 de Septiembre de 2019

¡A festejar, inmigrantes y descendientes!

Escrito por:
María Rosario Echeverría

A pesar del frío reinante, Concordia se muestra espléndida y feliz. Ya se advierte un tiempo especial, colorido, muy luminoso, con grandes preparativos. Cada año sucede lo mismo al aproximarse el “Día del Inmigrante”.

Las diferentes colectividades que integran “Inmigrantes Concordienses Unidos” muestran sin retaceos y con gran felicidad la cercanía de esta fiesta que adorna y distingue a Concordia.

Creo no está de más recordar que el “Día del Inmigrante” en la Argentina se celebra el 4 de septiembre de cada año desde que se lo estableció mediante decreto Nº 21.430 del año 1949.

Se eligió esa fecha para recordar la llegada de los inmigrantes al país en recuerdo de la disposición dictada por el Primer Triunvirato en 1812, que ofreciera “su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”.

En 1812 el primer decreto del Primer Triunvirato sobre fomento de inmigración estipulaba que el gobierno argentino ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a su familia que quieran fijar su domicilio en el territorio del Estado, asegurándoles el pleno goce de los derechos del hombre en sociedad con tal de que no perturben la tranquilidad pública y respeten las leyes del país.

El Preámbulo de la Constitución de la Nación Argentina hace referencia, desde 1853 a “todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino” y en su artículo 25 reafirmaba el fomento de la inmigración: “El gobierno federal fomentará la inmigración europea y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes”.

El decreto de 1949 expresa que el documento del Triunvirato “fue, en verdad, el punto de partida de una ininterrumpida serie de actos de gobierno; que a través de leyes, decretos y reglamentaciones estimuló, protegió y encauzó la inmigración” y destaca “la conveniencia de que se rinda un permanente y público homenaje al inmigrante de todas las épocas, que sumó sus esperanzas a la de los argentinos, que regó la tierra con su sudor honrado, que ennobleció las artes, mejoró las industrias...”

Durante todo el año, las diferentes Colectividades llevan adelante variada y febril actividad en un marco lindísimo de fraternidad, amor a la tierra de los mayores con buen gusto y profunda gratitud.

Ya vibra especial Concordia al acercarse la fiesta del inmigrante.

A prepararse entonces para vivir días espléndidos y de honda emotividad.