CORREO DE LECTORES

DE CORAZÓN: ¡VIVA LA PATRIA!

Escrito por:
María Rosario Echeverría

Se aproxima el 25 de mayo. Y nos ponemos memoriosos y hasta nostálgicos. Como lo señaló Ezequiel Martínez Estrada, el estupendo escritor santafesino: “Sin estar viejos y sin dolencia grave, noto que va flaqueando mi memoria y que es el tiempo en que, según se sabe, el hombre comienza a recordar su historia”.

Creo tal cosa nos sucede con el 25 de mayo: evocamos con simpleza y alegría las celebraciones a las que en nuestra infancia y juventud concurrimos participando, bien y apropiadamente ataviados, para agasajar a la Patria, que tanto queremos.

Así, repetíamos con alegría, algunas, como estas, “relaciones” que recitábamos con cariño en los actos, especialmente escolares y peñas folklóricas.

“Ahí te mando mis amores

en este plato de lata,

no hay china que se resista

cuando un gaucho tiene plata’’. (Varón)

“Te devuelvo tus amores

en este plato de acero,

las mujeres como yo

no se venden por dinero.” (Mujer)

“Quisiera ser el solcito

que entra por tu ventana

y amanecer en tus brazos

recostadito en tu cama.” (Varón)

“Si mis dedos fueran plumas

y mi corazón un tintero,

con la sangre de mis dedos

te escribiría: ¡Te quiero!” (Mujer)

¡Cuánto de hermoso había en aquellos actos que los hicieron inolvidables a pesar del paso inevitable del tiempo!