CORREO DE LECTORES

“LAS MAFIAS Y EL PODER OCULTO” (Quinta pare)

Escrito por:
Ricardo Monetta

En las organizaciones delictivas de las “mafias”, existe una estructura jerárquica constituída por el grupo regente de la Ndrangheta, es el crimen de cualquier naturaleza, teniendo por crimen a cualquier tipo de delito, cuyo supervisor es el “capo” crimine. Su vocero es el mastro di giornata, que es el que hace llegar las órdenes. Un rango más abajo se encuentran “los coroneles”, el capo societa y el contabile, o sea el contador. En la base de la Ndrangheta se encuentran las "ndrinas", o sea clanes conformados por una misma familia, que a menudo crece por matrimonios concertados entre clanes.

Cada “ndrina” está a cargo de territorios diferentes llamados “locales”. La “crimine” controla todos los locales del mundo y todos deben obedecer las órdenes.

La saga de los Macri se inicia, según los datos oficiales reconocidos por los Macri, señalando a Giorgio Macri, nacido en Polistena, Calabria, en 1899. Giorgio habría pertenecido a una familia de medianos terratenientes, propietarios del Correo local y responsable de haber formado una empresa de construcciones que se extiende al África y a ciertas ciudades de Europa que dan al Mediterraneo. Se casa con Lea Garlani, de una familia de transportitas de Viterbo, e hija de un alto funcionario de Benito Mussolini. Años despúes se divorcia y se radica en Roma donde funda un periódico y un frente político electoral denominado Frente del Uomo Qualunque.Fracasada su experiencia política, al obtener una exigua cantidad de votos, viaja a la Argentina en 1947. Lo acompañan, dos años después, sus hijos.El primogénito era Franco, padre de Mauricio.Franco se registró como estudiante de ingeniería y trabajó junto a su padre, en Buenos Aires a fines de la década del 40 en el sector de la construcción.Hay muchos grises sobre los pasos de Giorgio Macri entre los años 1947 y 1972, pero todo indica que trabajó en la organización de grupos de calabreses. Lo que no se cuenta y se oculta con mucho celo en los círculos políticos, es que Giorgio Macri, el abuelo de Mauricio, era primo de Ztoni Macri, nacido en Siderno, Italia. Ztoni Macri era el jefe histórico de la mafia calabresa y encargado de organizar una amplia red en toda América con soporte de comunidades calabresas. Se destacan en ese sentido las sociedades calabresas en Canadá, EEUU, Venezuela y Argentina.

El continuador de Giorgio fue Franco Macri, que rápidamente inicia sus actividades económicas en la Argentina con contratos de construcción de obras públicas y desarrolla el Grupo Sideco, en sociedad con una empresa del Grupo FIAT. Contrae matrimonio con Alicia Blanco Villegas, perteneciente a una familia de terratenientes de Tandil. Durante el gobierno de Isabel Perón estableció relaciones con la Logia Masónica P2, de perfil neo-fascista y obtuvo la concesión de algunas obras públicas. Durante la dictadura cívico-militar el grupo Macri logra un crecimiento exponencial. En 1976 se forma el grupo familiar SOCMA con sólo 4 empresas.Al final de la dictadura poseían 47 empresas a través de licitaciones nunca expuestas. Entre los negocios del grupo, que tuvieron denuncias por corrupción, pueden citarse las cloacas de Morón, la recolección de la basura en la ciudad de Bs. As. y la participación de sus empresas en la construcción de la represa de Yaciretá, llamada el monumento a la corrupción. En los años 90 los Macri debieron responder ante la Justicia al ser procesados por contrabando de autos desde el Uruguay y luego a través de influencias políticas fueron sobreseídos por la Corte Menemista. Al igual que su padre en Polistena, Franco Macri es concesionario del Correo Argentino en los años 90. Como no pagó el canon, su empresa presentó quiebra y actualmente por los intereses el Grupo Macri debe al Estado Argentino la suma de 70.000 millones de pesos. Franco Macri luego hizo negocios con China y delegó sus funciones en su hijo Mauricio y sus empresa SOCMA.

La trayectoria de Franco Macri es totalmente compatible con la de un capo-mafia que desarrolla una estructura económica funcional a la organización delictiva en Calabria. Según medios de INTERPOL, el juez italiano Falcone, que investigaba el “mani pulite” en Italia, antes de ser asesinado, estuvo en Buenos Aires analizando la estructura empresarial y financiera de los Macri.

Continuará...