CORREO DE LECTORES

LA ENERGÍA ES PODER POLÍTICO Y ECONÓMICO

Escrito por:
Ricardo Monetta

(Segunda Parte)


Como es costumbre, el Neoliberalismo se presenta denunciando un presunto escenario de crisis para poder justificar sus políticas depredadoras.

Con respecto a la energía sucedió algo parecido. Esto les permitió establecer un programa de tarifas tanto eléctricas como de gas que se dispararon en forma desproporcionada a la razonabilidad establecida por la propia Corte Suprema de Justicia. ¿Y por qué pasó esto? Porque los socios y amigos del Poder Ejecutivo se lanzaron desde enero de 2016 a la compra de las empresas de Gas y Electricidad por un negocio bien planificado de 960 millones de dólares. Esta compra se hizo apostando al alza de las acciones y para ello tenían que pagar ese precio descomunal y no podía ser de otra manera que aplicando un tarifazo feroz. ¿Quiénes fueron los beneficiarios? Pues Pampa Energía, presidida por Marcelo Mindlin, bajo la órbita del Grupo Tavistok de John Lewis, el magnate británico en cuya residencia Mauricio Macri pasó el descanso en Semana Santa y ofertó en febrero de ese año Petrobras Argentina. La compra se concretó en la segunda semana de Mayo y ese mismo día Mindlin fue recibido en la Casa Rosada por el Presidente para celebrar el acuerdo. El punto más extraño de esa reunión de Directorio, es que no figura la firma del representante de ANSES que posee el 22% de las acciones. Pampa Energía también acordó con Macri la explotación de pozos gasíferos en Río Negro y también maneja la refinería de Bahía Blanca, la Central térmica Genelba y la Hidroeléctrica Pichi Picún Leufú, así como varias plantas Petroquímicas en Bahía Blanca y Santa Fe. A su vez Macri le concedió a Nicolás Caputo la Central Puerto, de Energía. Recordemos que este acuerdo se pactó en enero de 2016 en Davos, Suiza. Pampa Energía es la mayor empresa de Energía Eléctrica. La empresa presidida por Mindlin y controlada por Lewis, el millonario que tiene su residencia en Lago Escondido, donde fue a parar el expresidente Obama en su visita al país y que en esa fecha recibió Lewis una licitación para construir una represa energética en el Río Escondido para dotar de energía a El Bolsón.

Nicolás Caputo (“el hermano del alma del presidente’’), participa a través de SADESA, que es la segunda proveedora de energía eléctrica y es socio mayoritario de EDESUR y Gas CUYANA. Luego, por si fuera poco, se quedó con TGN, Transportadora de Gas del Norte. El presidente de Sadesa es Miguel Reca, un exejecutivo de Merryl Linch.

Además del aumento de tarifas, otra medida rápidamente implementada en el sector energético, fue la reglamentación de la Ley de regulación de Energías renovables, cuyos primeros beneficiarios fueron, oh casualidad, Mindlin y Caputo.

Otro personaje en la constitución del precio tanto de la energía eléctrica como del Gas Natural y Gas licuado es Juan José Aranguren, ex-Ceo de Shell puesto como Ministro de Energía con plenos poderes. Aranguren nos mintió desde el principio de su gestión. Nos dijo que no estábamos quedando sin gas. Datos oficiales de su propio Ministerio lo desmienten: la producción de 2015 totalizó 24.799 miles de millones de m3 cúbicos, o sea 3,25% superior a la de 2014.la producción de 2016 a su vez es superior a 2015. Aranguren nos dijo que los subsidios a la población no funcionaban. Argentina era muy inferior en el porcentaje de subsidios con respecto a EEUU, Inglaterra, Australia, México. Aranguren mintió siempre con respecto al costo de producción en boca de pozo, ya que declaró en la Comisión de Valores en Nueva York que estaba 1,91 de dólar por millón de BTU y aquí en Argentina lo hacía pasar con un costo de 4,69 dólares por millón de BTU y con expectativas de elevarlo a $US 6,20 en 2019. Como sabemos, el Gas representa el 52% de la matriz energética para producir electricidad, que se complementa con combustible líquido, petróleo, energía nuclear, hidroeléctrica, eólica, etc.

-Va de suyo que si aumenta el costo inicial en boca de pozo, aumenta el producto final de la energía. Aranguren repitió que el consumo de electricidad por cápita es inusualmente alto. Datos del Banco mundial contradicen sus dichos. La expansión del consumo de energía entre los años 2003 y 2013 fue del 43% ubicándose séptima entre los países de América Latina.

Aranguren participó de los negociados en la compraventa de gas a Chile ya que en 2016 le compró de manera directa sin licitación Gas GNL a Chile (que no tiene gas) a través de Shell con el argumento de que Argentina no tenía capacidad de regasificación. Luego ese combustible es vendido a Uruguay. La medida configura un meganegocio para Shell que se convirtió en la principal proveedora de Gas Natural Licuado por barcos de Argentina con contratos por 265 millones de dólares. Los buques llegaban al puerto de Bahía Blanca y Escobar. Son 20 buques que entre el 9 de marzo del año pasado y el primero de agosto transportaron el fluido por el Gasoducto Cruz del Sur que corre entre Bs. As. y Montevideo. Gran negocio para Shell que tuvo a uno de sus hombres sentado en el sillón de Ministro de Energía. Para justificar los innumerables cortes de energía en la Pcia. de Bs. As.

Aranguren dijo que la calidad del suministro eléctrico de parte de las distribuidoras Edenor y Edesur se vio afectada en la “década pasada”. Datos oficiales del ENRE, evidencian lo contrario. El exministro también faltó a la verdad cuando dijo que el sistema unitario eléctrico heredado dejó al país más allá de las zonas de competencia de EDENOR Y EDESUR, sin electricidad. Datos de CAMESA (presidido por su propio ministerio) y de ADEERA (Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica de Argentina) demuestran lo contrario. Entre 2014 y 2015, las 23 jurisdicciones (provincias) registraron un crecimiento de la demanda.

El exministro Aranguren dijo junto con el presidente Macri que trabajaba para la ciudadanía. La información oficial del ministerio en su análisis demuestra en realidad que trabajaba para Shell. La compañía anglo-holandesa fue la que más se benefició con contratos sin licitación previa en su ministerio. O sea que estaba como se dice vulgarmente de ambos lados del mostrador. Un análisis revela que Shell fue la principal adjudicataria, por encima de YPF, le siguen Petrobrás, (Mindlin), luego se ubica AXION y más abajo la familia Bulgheroni.

La pregunta es: ¿por qué se redujo la explotación de algunos yacimientos del sur, para crear la necesidad de importar gas del exterior, lo que supuso un negocio de 406 millones de dólares que fue amortizado por el país a través de las tarifas elevadas...? El Ing. Aranguren es el mismo que en el verano de 2014 compró 4.000.000 de dólares de manera imprevista para iniciar una corrida bancaria -destituyente-. El Ing.Aranguren no mostró constancia de haberse desprendido de las acciones de la Empresa de la que nunca dejó de operar, aun cuando estaba sentado como ministro y supuestamente sus decisiones deberían haber sido favorables a las políticas energéticas de nuestro país.

                                                                                                                                                                     La OETEC (Observatorio de Energía, Tecnología e Infraestructura Para el Desarrollo) han analizado una a una las falsedades del exministro, aprovechándose de la ignorancia de la mayor parte de la población. Argentina tiene recursos energéticos suficientes como para no sufrir en todos sus estamentos tarifas que determinan el rompimiento del “tejido” social por el quebranto que supone soportar tarifas, que privilegian al sector privado de una élite dominante ante que al sector al que pertenecen los verdaderos argentinos legítimos que han elegido este país

como ámbito natural para desarrollar sus existencias.