APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Partido Justicialista Consejo Nacional

Escrito por:

Comunicado de prensa 11 de abril 2018

Hace varios años compañeros de distintas agrupaciones de indubitada militancia peronista de distintas jurisdicciones del país venimos solicitando la intervención judicial para la recuperación de nuestro Partido Justicialista Nacional.

La discrecionalidad y el manejo caprichoso de los destinos de un PJ tallado a la medida de intereses sectoriales, vaciado de contenido e ideología no podían sino sumir al Partido Político más potente de América Latina en los despojos de un “espacio” subordinado a las momentáneas construcciones de quienes detentando poder omnímodo olvidaron los postulados del General Juan Domingo Perón. Asistimos así, perplejos al camino de la derrota más estrepitosa de la que tengamos memoria.

La respuesta a quienes planteábamos desacuerdos fue: hagan un partido y ganen elecciones, cuando legalmente el camino hubiera sido ejercer el poder de manera democrática y ajustada a Los designios de nuestra Constitución y las Leyes Electorales.

En el día de ayer atendiendo los múltiples reclamos la Justicia Electoral decidió la intervención judicial contemplada como una vía para resolver tamaño conflicto.

Como bien refiere la resolución judicial, los mandatos de los Consejeros están vencidos, más allá de los nulos procedimientos que ungieron a quienes hoy pretenden ejercer dicho cometido.

No existen Apoderados con mandato oponible, por las mismas razones.

Pero el hecho más grave, es el ilegal proceso que autorizó que un Partido democrático que ha hecho de la participación masiva de sus afiliados su principio fundacional, haya aprobado entre gallos y medianoche una cláusula que suspendía la obligación de elegir a los miembros del Consejo Nacional por voto secreto y directo.

Como puede observarse, no son fundamentos políticos los que dieron lugar al fallo ordenando la intervención, sino graves violaciones llevadas adelante por quienes se arrogaban una representación que no era tal.

Por ello, para evitar que un grupo de dirigentes, que en su mayoría representó una fuerza política ajena, siguiera manejando el Partido Justicialista vaciándolo de contenido y -lo que es más grave aún- de participación democrática, la Dra. Servini de Cubría, hizo lugar al pedido de los compañeros.

La jueza electoral me ha nominado para un determinado trabajo en el marco de directivas muy precisas que deberé acatar. No me ha ungido absolutamente a nada más que cumplir con su manda.

Para mí, militante de la causa de Perón y de Evita es un altísimo honor acompañar esta hora. Lo haré con humildad, lo haré poniendo toda mi voluntad, capacidad y vocación de servicio a la Causa Peronista.

Abrazando a cada compañero pero sobre todo en el marco de la Resolución Judicial que vengo a cumplir.

José Luis Barrionuevo

Interventor