CORREO DE LECTORES

TÓMATE TU TIEMPO. ¡¡¡Primero lo Primero!!!

Escrito por:
Cr. Juan Martín Fuser

Hay una clase de ladrón a quien la ley deja impune, y que roba lo que es más valioso para el hombre: el Tiempo.

Napoleón I, Máximas

Todos tenemos la misma cantidad de tiempo para organizar nuestras tres vidas. Todos tenemos 24 horas; o 144 minutos; u 86.400 segundos. Tiempo que debes repartirlo entre tu vida personal, tu vida laboral y tu vida familiar-social. Entonces, ¿Por qué algunas personas logran hacer más en el mismo tiempo que otras? ¿Por qué necesitan algunas personas más de 8 horas para hacer su trabajo mientras que otras se van siempre a tiempo? Administrar el tiempo de la mejor manera posible puede ayudarnos en cualquier actividad que desarrollemos, así estemos emprendiendo un proyecto, manejando nuestro negocio o yendo a trabajar a la empresa todos los días.

Hoy me gustaría dejarles algunas técnicas de manejo eficiente del tiempo, que nos ayudarán a ser más productivos y claro está, a disfrutar mejor de nuestro tiempo.

¿Realmente manejamos nuestro tiempo?

El control que podemos llegar a tener sobre nuestro tiempo es una ilusión, porque todos tenemos la misma cantidad de tiempo en un día, una semana, un año. No se trata de “manejar” nuestro tiempo, sino de administrar nuestra vida a través de nuestras decisiones. Haga un repaso del día de hoy, por ejemplo: ¿Cuántas decisiones ha tomado que afectan el uso del tiempo? Por ejemplo: decidir contestar una llamada o no, que camino tomó para llegar a un determinado destino, charlar con un compañero de trabajo o tomar un simple café. A cada momento, estamos decidiendo qué hacer y qué no hacer con nuestro tiempo.

Por eso, para minimizar esa sensación que todos vivimos a diario de “no tener tiempo”, existen diversas formas, técnicas y hábitos que podemos empezar a adquirir para que nuestro ritmo de vida sea más placentero.

Algunas técnicas que nos pueden ayudar:

#1. Hace y usá listas: es difícil poder encontrar alguna actividad a la que no podamos administrar mejor usando y creando nuestras listas o anotaciones. Y esto es, porque no es posible guardar absolutamente todo en nuestra cabeza.

Utiliza agendas, anota tus listas de cosas que hacer, apunta a quien debes llamar. Planifica lo que vas a hacer y lo que decides no hacer. Anímate a tachar tareas de tu lista si no llegaste a tiempo.

Más adelante veremos como la tecnología nos ayuda en estos aspectos.

#2. Clasifica y Prioriza tus tareas: Hay muchas formas de clasificar y ordenar por prioridades nuestras tareas diarias. Usa colores para identificar determinadas actividades (Rojo: trabajo; Verde; tiempo libre; Amarillo; vida social). Puedes utilizar marcadores, pizarras en tu cocina o ambiente de trabajo, calendarios con espacios para detallar que hacer cada día.

Es muy importante tener prioridades. Siempre ante diversas actividades, unas serán más urgentes o prioritarias que otras. El saber qué encarar primero, qué tiempo nos tomará y cuáles son esas actividades que no son tan urgentes, nos aliviará la presión que nos genera la falta de tiempo y podremos concentrarnos mejor en lo que debemos hacer.

Recuerde sintonizar sus prioridades con las cosas que le importan en la vida, esto seguro le dará un plus extra a sus impulsos.

#3. Sé específico y práctico: Identificar la cantidad horaria que me demandará cada actividad, saber en que horarios del día uno está más dispuesto a hacer cosas que menos les gusta o atrae, y siempre optar por el resolver en el momento y no “dejar para después lo que se puede hacer hoy”, son algunas de las formas de optimizar nuestro tiempo.

#4. Evita los ladrones de tiempo: Existen una serie de imprevistos diarios que quitan minutos u horas valiosas de trabajo efectivo e impiden seriamente que logremos lo que nos habíamos propuesto. Estos ladrones o desperdiciadores de tiempo pueden ser externos o internos. Los ladrones externos son aquellos que escapan a nuestro control porque son generados por circunstancias o personas ajenas a nuestra voluntad. En cambio, los internos son provocados por nosotros mismos.

 • Ladrones externos:

- El teléfono fijo y el celular;

- Visitantes inesperados;

- Ese montón de papeles que empiezan a acumularse de a poco;

- Reuniones muy extensas;

- Falta de comunicación.

• Ladrones externos:

- Falta de prioridades;

- Falta de objetivos claros;

- La postergación;

- Intentar hacer varias actividades a la vez;

- Falta de autodisciplina.

Para desarrollar un mejor manejo del tiempo debes aprender a detectar y a combatir estos ladrones de tu tiempo.

Como siempre, utiliza la tecnología

Como para todo, hoy en día existen innumerables aplicaciones que podemos habituarnos a usar y ayudarán a cumplir con el cometido de administrar mejor nuestro tiempo.

Acá les dejo algunas de las aplicaciones que utilizo a diario y que me ayudan en mis tareas de todos los días. Se bajan gratuitamente a nuestro celular desde Play Store (Android) o App Store (iPhone) y se sincronizan con nuestra Notebook o Pc de escritorio.

1. Calendario de Google: Tiene todo lo que tiene que tener para ser una excelente agenda, calendario y anotador de tareas.

Nos recuerda con tiempo lo que planificamos y se edita muy fácilmente.

2. Google Keep: Hace poco que lo descubrí y me sorprendió la gran utilidad que tiene. Hacé listas, etiquetalas, dales prioridades, tacha lo hecho, y todo sincronizado en nuestro celular.

3. OneNote: Bloc de notas digital de Microsoft donde puedes ir capturando imágenes, artículos o lo que te interese y dejarlo en tu bloc. Muy útil y fácil de usar.

No pierdas tu tiempo inútilmente. Ya es hora de estar a tu tiempo. Organizate, ordenate y aprovecha bien tu día.

El pasado ya pasó. El futuro es un misterio. Hoy es un regalo, por eso se llama Presente. Tómate tu tiempo.

Cr. Juan Martín Fuser

VALOR AGREGADO – Estudio Contable & Consultoría