CORREO DE LECTORES

El drama de Juan Carlos Copes

Escrito por:

Juan Carlos Copes nos llenó siempre de orgullo como uno de los máximos representantes de nuestra cultura nacional a través del tango. Desde hace un año, luego de un estudio médico de rutina, vive un calvario, pero que, luego de enterarse del caso de Débora Pérez Volpin, sostiene que es un afortunado. Se atendió por una colonoscopia en un centro médico de Ramos Mejía y terminó con perforación intestinal. Se retiró sin quererlo, víctima de una mala praxis. Ya pasó por tres operaciones que le salvaron la vida.

Fue el impulsor del Tango Danza con un estilo coreográfico de espectáculo y su propagación internacional, nació en Buenos Aires el 31 de mayo de 1931. En 1951 se presentó junto a María Nieves Rego a un concurso de baile en el Luna Park, donde compitieron con 300 parejas y lograron el primer puesto. María Nieves fue su compañera de baile histórica y con ella alcanzó la consagración internacional.

 El gran bailarín de tango Juan Carlos Copes, de 86 años, difundió una carta pública en Facebook en la que relató el difícil momento que le toca vivir debido a su delicado estado de salud que se suma a las dificultades económicas por las que atraviesa, por lo que expresó: “Ya no bailo más. Estoy retirado. Mi salud es muy precaria y, día a día, tengo una batalla con la vida. La verdad es que tengo muchas dificultades para caminar. Estoy muy desmejorado y no tengo ganas de nada. Estoy enfermo y con una jubilación de diez mil pesos y un juicio a Tango Porteño (Metro S.A), de Diego Masser y Víctor Blanco’’.