CORREO DE LECTORES

DON DAVID GORSKIN

Escrito por:

DAVID GORSKIN nació el 24 de febrero de 1908 en Basavilbaso, a los seis meses junto a su padre Adolfo y a su madre Rebeca Hiskin fueron los primeros colonizados en la colonia Santa Isabel por la JCA. Allí cursó los cuatros grados de las escuelas Lainez, siendo maestro José Liebermann. A los 43 años publica su primer libro en idish titulado “Memorias de Santa Isabel”, en homenaje a los colonos pioneros dejando testimonio de los primeros 40 años desde que fue fundada la colonia, siendo el principal organizador de un trascendente festejo.

Estaba casado con Raquel Nijamkin, también hija de uno de los pioneros de la misma colonia y tuvo dos hijos, Adolfo y Delia. Fue presidente de muchos periodos de la Cooperativa ‘‘La Unión” de dicha colonia de la cual fueron fundadores su padre y su suegro, dedicando todos sus afanes al surgimiento de dicha entidad, siendo miembro también del Consejo de Fraternidad Agraria.

Tuvo cargos honorarios como tasador oficial del Banco de la Nación en la zona oficial, censista cuando se implementó el voto femenino y muy activo participante en la cultura de la colonia, presidiendo en muchos periodos la Sociedad Cultural Max Nordau, entidad cultural y biblioteca que en sus comienzos se denominó Hatjía (Adelante).

Concurrió como delegado electo por sus pares a muchos congresos cooperativos en distintas localidades del país. Fue corresponsal muchos años de El Colono Cooperador, órganismo de Fraternidad Agraria, destacándose por sus acertados comentarios.

Obtuvo el segundo premio en un concurso literario organizado por la JCA con su cuento “La Lezna”.

En 1969 comenzó a publicar cuentos cortos de la vida en las colonias entrerrianas en un diario local, editando su primer libro en castellano en 1975 de una saga que llamó “Reflejos Entrerrianos”, de la que aparecieron cuatro tomos, en 1977 el 2º, 1978 el 3º y 1980 el 4º con amplia repercusión regional, nacional recibiendo elogiosos comentarios del mundo, inclusive y particularmente solicitud de publicación de algunos cuentos del Selecciones del Riders Digest de EE.UU.

Su espíritu de gran cooperativista hizo que fuera requerido para dar charlas en la escuela nocturna de Comercio durante tres años, en forma honoraria.

Minguet Mouliá de Sarrailh, decana de los periodistas de Concordia, multipremiada a nivel local, provincial y nacional, dijo de él:

Quién sabe en qué momento, llevado por qué nostalgias comenzó con su gramática tan particular, fresca, simple, verdadera, a contar cosas de su aldea. Y con una memoria inagotable logró con pinceladas de nostalgia a veces, con dos frases que eran solo un recuerdo otras, con la exacta humanidad de un granjero que no niega que solo es eso y que sólo eso le interesa contar, escribió en libros que reflejaron la vida de un montón de gente que había venido de lejos.

Recuerdo su alta figura, fuerte, robusta, su voz gruesa y cadencias, gesto cordial en la mano tendida.

Manos grandes de “deshacer terrones” de sembrar semillas, de sostener las riendas, se daba cordial, cuando atravesaba en sus visitas la puerta de la redacción del diario El Heraldo.





EVOCANDO SUS OBRAS

Desde muy joven se dedicó a la agricultura, a la edad de 61 años se trasladó a Concordia. Colaboró en la revista Colono Cooperador de Buenos Aires. La Prensa, al comentar Reflejos Entrerianos dice: “Entre Ríos -como otras provincias argentinas- ofrece al historiador un nutrido caudal de acontecimientos dignos de evocación.

David Gorskin -totalmente consustanciado con su tierra- realiza a conciencia su labor, abre el baúl de los recuerdos y con estilo ameno y claro va dejando salir una a una anécdotas y personajes que, enhebrados entre sí, conforman la historia menuda de la provincia y en especial de las colonias agrícolas.

Como integrante de una de esas colonias, el autor ofrece al lector una serie de originales impresiones personales que confieren a la presente obra un notorio valor documental”.

Buenos Aires 11 de diciembre de 1977.

Enciclopedia de Entre Ríos - Literatura - Tomo V. 1981.