CORREO DE LECTORES

HÁGASE LA LUZ Y LA LUZ SE HIZO...

Escrito por:
Pablo Sánchez

Dice la Biblia, “En el principio Dios creó los cielos y la tierra .Y la tierra estaba desordena y vacía y las tinieblas lo cubrían todo...” “y Dios dijo hágase la luz y la luz se hizo y vio Dios que la luz era buena... y separó Dios la luz de las tinieblas”.

No quería el Señor, que el hombre viviera en las tinieblas, por eso creó la luz para despejar la oscuridad. No puso tarifa, no puso categoría, ni kilovatios, su deseo era que todos disfrutaran de la luz. Que su peregrinar por la vida esté iluminado, para que no tropiecen y se lastimen.

La luz es alegría, es esperanza, es Vida. Sabemos qué pasaría, si el sol se apagara.

Nadie tiene derecho a ocultarnos el sol, nadie tiene derecho a “achicarnos” la luz artificial, que creó el hombre, pero iluminado por la inteligencia que el mismo Dios le regaló. Nadie es propietario absoluto de la luz. Como nadie tiene derecho a disfrutar más que otros, de los beneficios que ella brinda, por el solo hecho de tener más dinero, de ser rico.

En estos días en que “los propietarios” de la luz que usamos en nuestros hogares, para prolongar el día, para seguir viendo nuestros rostros en la noche, o para aliviar el frío o el calor, que a veces se vuelve insoportable, han decidido con un aumento sideral, quiénes tienen fácil acceso a la luz y quiénes no. Desde “la gran capital” disponen precios exorbitantes, injustos.

Además no olvidemos que es una energía que se produce aquí en la zona, con la donación de tierras, de clima (ya no es el mismo de antes), de millares de árboles tronchados y pueblos inundados y habitantes desarraigados, como parte de lo que “pagamos” para que se construyera la represa de Salto Grande. Porque “tendríamos muchos beneficios”, especialmente energía más barata”, dijeron, lo que solo quedó en una promesa.

Busqué la manera más sencilla y delicada, para ayudar a los administradores actuales de “la luz”, sean de la región o los que la aumentaron desde el gobierno nacional, para que reflexionen sobre las medidas tomadas, que solo perjudican el bienestar de miles y miles de familias. Por eso agrego una breve oración, para que justamente ilumine sus mejores sentimientos e intenciones, en bien de todo el pueblo, y no solo de una parte.

SEÑOR QUE DIJISTE

«HÁGASE LA LUZ Y LA LUZ SE HIZO”

Que Ella ilumine las mentes que solo piensan en ganancias, olvidando al hombre. Que piensen en los ancianos, enfermos, jubilados, que no podrán disfrutar de este bien. Que se den cuenta que la luz, no solo hace falta en sus despachos y en la represa, sino que es un derecho al que puedan acceder todos. Que esa luz bendita ilumine las mentes y los corazones de tus “administradores” para que los primeros beneficiados por sus decisiones sea el pueblo trabajador. Que no olviden que el pueblo entrerriano, pagó el precio, un precio alto por la instalación de la represa.

Que tu Luz disipe la oscuridad de algunas mentes y como Dios piensen en “UNA LUZ PARA TODOS. AMÉN