APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

¡FELICITACIONES, CLUB ESTUDIANTES CONCORDIA!

Escrito por:
María Rosario Echeverría

Más que merecido lo tiene. Bien se lo ganó. Por unánime decisión de los integrantes del Honorable Concejo Deliberante de Concordia, acaba de ser proclamado “Embajador Deportivo de Concordia”. Es una distinción verdaderamente importante e histórica, un logro que alcanzó tras llevar adelante, durante 73 años, intensa labor en bien de la comunidad toda.

El 9 de mayo de 1944 nacía en nuestra ciudad el Club Estudiantes Concordia por propósito firme de un grupo de amigos entrañables, vinculados en general al quehacer educativo y profesional de la región.

Los comienzos, como suele suceder, no fueron fáciles, pero el valioso y permanente apoyo recibido de la comunidad en general hizo su efecto, esto es, fue creciendo y logró llegar a ocupar el lugar preponderante que tiene hoy en nuestra sociedad.

Todo un párrafo merece la rica vida social y cultural desplegada a través de reuniones que tuvieron el privilegio de contar con la actuación de artistas de renombre y jerarquía nacional e internacional, mereciendo citarse también, de modo especial, los carnavales de invierno llevados a cabo en 1961 y 1962, los primeros de este tipo desarrollados en Concordia constituyéndose en singular éxito.

En lo deportivo descolló siempre, particularmente en el basquetbol y en el futbol, con la destacadísima e inolvidable participación de jugadores y jugadoras que, integrando planteles estupendos en diferentes categorías, fueron capaces de brindar a socios, simpatizantes y directivos, grandes alegrías a través de la obtención de importantísimos campeonatos. Realmente la faz deportiva de este Club, en variadas disciplinas, bien vale una nota extra para señalar detalles que enaltecen al Club Estudiantes Concordia y que, por cierto, suman muchos.

Llamado hoy el “Gigante Verde” de la calle San Luis, tiene su sede social propia ubicada en San Luis Nº 421. Es amplia, señorial, coqueta, muy funcional.

No caben dudas de que acuña Comisiones directivas excelentes las cuales han sabido actuar convenientemente tanto en momentos de gloria como en otras circunstancias que debió afrontar el Club, difíciles y tristes, pero de las que consiguió salir realmente airoso.

Las diferentes actividades que desarrolla dentro y fuera de nuestra Patria, sus socios vitalicios, su enorme cantidad de socios activos y la gran cantidad de jugadores con que cuenta hoy el Club Estudiantes Concordia hablan a las claras del apoyo y simpatía de que disfruta dentro de la sociedad concordiense a la que, de verdad, llena de orgullo y le está muy agradecido.

No dudo de que, a través del inexorable correr del tiempo, continuarán sucediéndose los éxitos, los logros, las cosas lindas que este Club acostumbra regalarnos a socios y simpatizantes.

Es una ponderable Institución.

Digo nuevamente:

¡FELICITACIONES, Club Estudiantes Concordia!