APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

¡NO A LA VIOLENCIA!

Escrito por:
Pablo Sánchez

  Angustiado veía en estos días actos de violencia inusitada en las calles de la Capital Federal. Hombres, mujeres y niños habían salido a reclamar por trabajo, aumento de sueldo, como ya había ocurrido en otras oportunidades, con saldo parecido: corridas, golpes, heridos. La excusa de esta última vez era que cortaban el tránsito y que algunos hombres 10 o 15 estaban «armados» con palos.

  A esos palos, le respondieron las fuerzas del Estado con lanza gases, armas largas, camiones hidrantes, golpes con patadas y garrotes. Miré algunas imágenes y la angustia se encerró en mi alma y allí se acorraló, es que esa terribles imágenes, además de provocar impotencia, indignación y miedo, nos recordaban hechos ya vividos en los peores momentos de nuestra patria. Siempre de la mano de políticas que ponen la economía por sobre los derechos del hombre.

  Se que mi voz posiblemente no sea escuchada, por eso convoco y (se que es el deseo de los más humildes) a las voces grandes, poderosas de mi país; como la de los sindicatos, políticos, iglesias cristianas, especialmente la voz de la Iglesia Católica. Que todos levanten su voz en defensa de su pueblo. Es el momento de que todos unidos digamos como una sentencia definitiva «¡NUNCA MAS A LA VIOLENCIA!». Nunca más a la violencia armada, a la violencia de la desocupación, a la violencia de mesas vacías y toda clase de violencia.

A los reclamos justos, que realizan hombres y mujeres con sus hijos en brazos, solo hay un modo de responder, con diálolgo, con soluciones concretas.

Las armas son para defender al pueblo, no para atacarlos. Sería bueno que los hombres que forman parte de las fuerzas armadas no olviden que ellos también son parte del pueblo y es el pueblo quien los mantiene.

Ruego a Dios nuestro Señor, que quiere para nosotros un Reino de Justicia y Paz, escuche el clamor de su pueblo, que solo pide por su derecho a una vida digna.